"No muchas mujeres halagan a los hombres, pero debo confesar que tú tienes una sonrisa que me emboba. Unos ojos que me enamoran. Un cuerpo que me roba la inocencia del pensamiento. Una mente adictiva, sabia y esplendorosa. Unos sueños que me hacen desear apoyarte y vitorearte. Una vida imperfecta como la mía. Un mundo paralelo: Tan distinto, tan rico, tan magnético que encaja pieza a pieza conmigo. No hay dudas, confieso que quiero ser toda tuya. Confieso que desde que te conocí los ojos de mi alma han dicho: Quédate porque un nosotros, tú y yo, seremos."
-Quédate n///n (via diariodeunacomunicadora)